¿Alguna vez se ha puesto a pensar cuál es la mejor hora del día para limpiar los vidrios de la casa?

Pues aunque usted nunca lo haya considerado, la mañana es el momento más indicado para realizar esta tarea.

La razón es muy sencilla: si el día está muy caliente o el viento está muy seco, el jabón se solidifica rápidamente y los cristales pueden mancharse, así que hay que escoger las horas del día en las que el clima no incida tanto en la temperatura.

Si no es posible elegir el horario, lo más recomendable es limpiar las ventanas por sectores.

Otro detalle importante es utilizar algún líquido especial para esta superficie, es decir, uno que no manche, y un trapo de un tejido que no raye. Mora aconseja usar paños de algodón (que no dejen pelo) o mopas para tal fin.

 

El primer paso es identificar el tipo de suciedad. “Si es liviana, el polvo debe removerse con un trapo húmedo y luego hay que limpiar de arriba hacia abajo”.

 

Ahora bien, si los vidrios tienen barro, lo recomendable es lavarlos. Se puede hacer de forma sencilla con un jabón especial y mopa de vidrio o bien, puede realizar un lavado más profundo con una manguera a presión y detergentes para vidrios.

Con respecto a la frecuencia de lavado, se comenta que es limpiarla a diario, mientras que si el cristal está en un lugar poco accesible o donde se ensucia menos, entonces se puede limpiar una vez al mes o cada tres meses, según sea necesario.

Un trapo seco podría rayar el cristal, utilice uno húmedo.